Menos de cinco horas de sueño aumentan las probabilidades de ingerir bebidas gaseosas

En un nuevo estudio realizado en la Universidad de California, se investigó la relación entre las bebidas endulzadas energizantes y las personas con trastornos del sueño que duermen menos de cinco horas por noche.

En dicho experimento se encontró que existe una correlación entre ambos sucesos.

Las personas que solían dormir cinco horas o menos por noche también bebieron un quinto, 21 por ciento, más bebidas gaseosas y bebidas energéticas no carbonatadas con alto contenido de azúcar y cafeína que los que dormían entre siete y ocho horas por la noche.

Los individuos que recibieron seis horas sueño bebieron una décima, 11 por ciento, más bebidas con cafeína azucaradas.

Sin embargo, no había ninguna relación entre cuánto tiempo una persona dormía y su consumo de jugo, o bebidas dietéticas sin cafeína.

Sin embargo, se desconoce claramente si estas bebidas azucaradas podrían ser la razón por la cual se perturba el sueño o si aquellos que están cansados por la falta de sueño los utilizan para reanimarse durante el día.

Leer más sobre: ¿Comer azúcar realmente causa diabetes? Sépalo de una vez.

Los investigadores de la Universidad de California, en San Francisco, dijeron que estudios previos habían sugerido que podría ser una combinación de las dos. Por lo que los tratamientos para los trastornos del sueño podrían ayudar a las personas a reducir su consumo de azúcar.

El profesor asistente de psiquiatría el Dr. Aric Prather dijo: «creemos que puede haber un bucle de retroalimentación positiva, donde las bebidas azucaradas y la pérdida de sueño se refuerzan entre sí, por lo que es difícil para la gente eliminar su hábito de azúcar poco saludable«.

Leer más sobre: ¿Por qué se eleva el nivel de azúcar en la sangre por la mañana?

Estos datos sugieren que cuando el sueño de las personas mejora, potencialmente podría ayudar a romper el ciclo y reducir su consumo de azúcar, que sabemos es relacionado con la enfermedad metabólica.

La bebida endulzada artificialmente con azúcar se ha relacionado con el síndrome metabólico, un conjunto de condiciones que incluyen altos niveles de azúcar en la sangre y el exceso de grasa corporal, lo que puede conducir a la obesidad y la diabetes tipo 2.

La falta de sueño también produce un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad metabólica.

Otros estudios han demostrado que la falta de sueño en los niños también se produce cuando beben bebidas gaseosas o bebidas energéticas durante el día, o beben éstas por que no han dormido bien.

Leer más sobre: La señalización de la melatonina es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2.

El Prof. Prather añadió que la investigación anterior también indica fuertemente que la privación del sueño aumenta el hambre, sobre todo hambre de alimentos azucarados y grasos, dijo:

«Los durmientes cortos pueden buscar las bebidas con cafeína endulzadas con azúcar para aumentar la vigilancia y evitar la somnolencia durante el día. Sin embargo, no está claro si tales bebidas afectan los patrones de sueño, o si las personas que no duermen bien están más impulsadas para consumirlos”.

Por desgracia, los datos del presente estudio no permiten extraer conclusiones sobre la causa y el efecto.

Leer más sobre: ¿Por qué los refrescos “Light” no le impedirán desarrollar diabetes?

El nuevo estudio analizó registros de 18,779 participantes en la Encuesta Nacional de salud y Nutrición (NHANES), un estudio en curso de los hábitos alimentarios y el estado de salud en una muestra nacional representativa de adultos en Estados Unidos.

El estudio incluye los informes de la cantidad de sueño que suelen tener durante una semana de trabajo los participantes, así como su consumo total de diversas bebidas, incluidas las bebidas con cafeína y sin cafeína endulzadas con azúcar, zumo de frutas, bebidas con edulcorantes artificiales, y simple café, té y agua.

Leer más sobre: Beber un refresco al día, aumenta el riesgo de prediabetes en un 46%.

Además, el profesor Prather, indica que dichos patones de la duración del sueño se basaron en el auto-reporte, que podría no reflejar con precisión los patrones de sueño verdaderos de los participantes.

«Será importante contar con estudios adicionales con medidas más objetivas del sueño, tales como registros de EEG o monitorizar el sueño nosotros mismos. Nosotros también necesitamos estudios prospectivos de largo termino para entender mejor cómo el sueño y el consumo de bebidas azucaradas se afectan entre sí con el tiempo«.

Pero el dormir muy poco y beber demasiadas bebidas azucaradas se han vinculado a los resultados negativos de salud metabólicos, incluyendo la obesidad.

Leer más sobre: 7 alimentos que pueden aumentar el riesgo de diabetes.

Teniendo en cuenta la probable relación bidireccional entre las bebidas azucaradas y el sueño corto, mejorar la duración y calidad del sueño podría ser una nueva intervención útil para mejorar la salud y el bienestar de las personas que beben una gran cantidad de bebidas azucaradas.

 

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

Comer de noche aumenta el riesgo de diabetes tipo 2

¿Es de los que se ponen al día en su sueño el fin de semana? Usted está en mayor riesgo de enfermedades

La calidad del sueño y la duración influencian el riesgo de desarrollar diabetes gestacional

Leer Previo

La FDA advierte sobre los productos fraudulentos contra la diabetes

Leer Siguiente

El consumo regular de bebidas azucaradas puede causar diabetes

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados