¿Podemos romper el vínculo entre la obesidad y la diabetes?

¿Cómo la obesidad conduce a la diabetes?

Una parte importante del problema se encuentra en el hígado, y la investigación del laboratorio Ira Tabas ha encontrado una cierta serie de eventos bioquímicos pueden ser clave.

Esta reacción en cadena bioquímica entra en acción a medida que las personas suben de peso forzando las células del hígado para resistir las señales de la insulina y se acumula más glucosa en el torrente sanguíneo preparando así el camino para el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Leer más sobre: La obesidad y la diabetes matan a más personas de las que se pensaba.

El doctor Tabas y su colega, Lale Ozcan, han descubierto los componentes de esta reacción en cadena y están en busca de formas de interrumpir la misma.

Su último trabajo identifica el último eslabón de la cadena, una molécula llamada DACH1, que nunca había sido implicados en la diabetes.

Leer más sobre: ¿Cómo la obesidad afecta a sus pies?

Los dos investigadores encontraron que los ratones se vuelven obesos, y los niveles de DACH1 se elevan en el hígado y ayudan a instigar la reacción en cadena que conduce a la diabetes.

 

Lo mismo puede suceder en las personas

Los niveles de DACH1 en el hígado humano subieron marcadamente y consistente con el aumento de la obesidad, como se ve en las muestras de biopsias hepáticas tomadas de personas sometidas a cirugía.

Leer más sobre: Más evidencia vincula la obesidad infantil a la diabetes tipo 2 en niños.

Romper el vínculo entre la obesidad y la diabetes puede ser posible mediante la reducción de los niveles de DACH1 en el hígado.

Esa táctica ha trabajado para mejorar los niveles de glucosa y sensibilidad a la insulina en ratones diabéticos obesos, y podría llegar a funcionar de la misma manera en las personas.

Leer más sobre: Cuatro emocionantes descubrimientos sobre la diabetes y la obesidad.

Un compuesto que interrumpe una proteína en una fase previa en la vía DACH1 ya está siendo explorado para su uso futuro en las personas.

«La nueva información sobre la DACH1 ahora nos da más oportunidades de encontrar el mejor enfoque,» dice el doctor Tabas.

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

La obesidad y la diabetes junto con el alcohol son factores de riesgo de una enfermedad hepática grave

La obesidad y la diabetes entre las cinco primeras causas de muerte

La presión arterial alta, la diabetes y la obesidad son las causantes principales de las enfermedades renales

Leer Previo

Hormona llamada PYY podría ofrecer una nueva aproximación a diabetes

Leer Siguiente

¿Podrían las aplicaciones ser la respuesta al auto cuidado de la diabetes?

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados