La obesidad y la diabetes matan a más personas de las que se pensaba

Aproximadamente el 90% de los casos de diabetes son de diabetes tipo 2, y la obesidad es un importante factor de riesgo para la diabetes tipo 2 y la mayoría (casi el 90%) de personas con diabetes tipo 2 son obesos o tienen sobrepeso.

Para el estudio, Andrew Stokes de la Escuela de Salud Pública y Samuel H. Preston, de la Universidad de Pennsylvania y la Universidad de Boston, analizaron los datos de los pacientes que habían participado en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (NHANES) y la Encuesta Nacional de Salud (ENS) hasta sus fallecimientos.

Los investigadores utilizaron la información de las encuestas para determinar qué pacientes tenían diabetes y probablemente murieron de complicaciones de la diabetes. Luego se buscaron los certificados de defunción de estos individuos para encontrar la causa de muerte registrada.

Con base en los datos del estudio, más del 11.5% de los pacientes habían muerto a causa de complicaciones de la diabetes. Esto fue cerca de cuatro veces más del porcentaje de pacientes que presentaron complicaciones de la diabetes mencionados en sus certificados de defunción (3.3-3.7%).

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) cuenta actualmente a la diabetes como la séptima causa principal de muerte en los EE.UU., con más de 76,000 muertes en 2014. Al multiplicar este número por cuatro la diabetes de repente se convierte en la tercera causa principal de muerte, por encima de la enfermedad pulmonar leapfrogging, accidentes, enfermedades cerebrovasculares y la enfermedad de Alzheimer.

La enfermedad cardíaca y el cáncer son la razón número uno y dos de muertes, teniendo ambas a la obesidad como principal causa, por lo que hay una buena probabilidad de que la obesidad es la principal causa de muerte en los EE.UU.

Maggie Fox informó por NBC News hace casi cuatro años en un estudio publicado en el American Journal of Public Health, donde encontró que casi uno de cada cinco muertes en los Estados Unidos son el resultado de la obesidad. Eso es mucho. Pero, con el último estudio, se deduce que en realidad podría ser más. Mucho más.

El desafío con la obesidad y la diabetes es que no son asesinos obvios (como un león con una sierra de cadena), pero, son padecimientos tortuosos, insidiosos y por lo tanto en muchos aspectos más peligrosos.

Esto ha llevado a la epidemia de la obesidad a ser una catástrofe global en cámara lenta.

¿La sociedad le presta suficiente atención a esta epidemia? La creciente incidencia indica que no.

Es importante hacer conciencia de nuestro propio peso, considerar que no existe tal cosa como un “gordito sano”. El sobrepeso y la obesidad son mortales, es un hecho. Que no produzcan daños rápidos en nuestra salud, no significa que el resultado no será fulminante.

 

 

 


– – – – – – – – – – – – – – – – – – Otros artículos que podrían interesarle – – – – – – – – – – – – – – – – – –

La obesidad y la diabetes junto con el alcohol son factores de riesgo de una enfermedad hepática grave

¿Podemos romper el vínculo entre la obesidad y la diabetes?

Ponerse en movimiento para prevenir la diabetes, la obesidad y sus complicaciones

Leer Previo

¿Podría una cucharada de vinagre de sidra de manzana curar la diabetes tipo 2 un día?

Leer Siguiente

Receta de omelette de jamón y queso

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados