Caminar después de las comidas es una “importante herramienta” para controlar la diabetes

El consejo actual para las personas con diabetes tipo 2 es caminar por lo menos 30 minutos al día, pero no hay una hora determinada del día en que se sugiere dar la caminata.

Esta nueva investigación, llevada a cabo por el Dr. Andrew Reynolds, como parte de su reciente tesis doctoral en la Universidad de Otago, sugiere que las personas que desean controlar la diabetes tipo 2 deben caminar después de las comidas para obtener el mayor control de sus niveles azúcar en la sangre, lo que sin duda traerá beneficios a su salud.

Leer más sobre: Importancia del monitoreo de los niveles de azúcar en la sangre.

Los niveles de azúcar en la sangre después de las comidas a lo largo del día se redujeron una media del 12% cuando los participantes caminaron durante 10 minutos después de las comidas en lugar de caminar en cualquier momento.

La mayor parte de este efecto se reflejaba de la altamente significativa reducción del 22% de azúcar en la sangre, cuando se caminaba después de las comidas de la tarde, que era cuando más carbohidratos pesados eran ingeridos.

Leer más sobre: Tablas de los rangos de los niveles de azúcar en la sangre.

El Dr. Reynolds, un investigador asistente en el departamento de nutrición humana de Otago, reconoció que en la actualidad la población mundial se enfrenta a una epidemia de diabetes tipo 2, y dijo que los resultados de la investigación fueron muy alentadores y podrían ayudar a romper con el comportamiento sedentario de la población.

El autor de la investigación, el Prof. Jim Mann, dijo que la glucosa después de las comidas era considerada como un objetivo importante en el manejo de la diabetes tipo 2, dada su contribución directa al control del nivel total de azúcar en la sangre y esto ayudará a evitar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, derivadas de la diabetes.

Leer más sobre: Control y manejo de la Diabetes que debe saber para evitar fatales complicaciones.

El profesor Mann y sus colegas, el Dr. Reynolds, el Dr. Bernard Venn y la asociada profesora Sheila Williams, escribieron que la actividad física después de las comidas puede evitar la necesidad de una dosis de insulina a la hora de la comida o de administrase insulina adicional que se les ha prescrito para mantener los niveles bajos de glucosa después de comer.

Los resultados de la investigación sugieren que las directrices actuales deberían modificarse para especificar la actividad después de la comida, sobre todo cuando las comidas contenían una cantidad sustancial de carbohidratos, según los investigadores.

Leer más sobre: Los carbohidratos y la diabetes.

En la investigación, se les prescribió caminar después de las comidas a 41 pacientes con diabetes tipo 2.

Para la actividad se equipó a los pacientes con acelerómetros para medir la actividad física y se les midió el azúcar en la sangre con aparatos de medición especializados, se les pidió que caminaran durante 30 minutos al día, o durante 10 minutos después de las comidas principales.

El resultado fue sorprendente, mostrando una reducción del 12 al 22 por ciento en sus niveles de azúcar en la sangre, en los pacientes que caminaban después de comer.

Leer más sobre: Caminar para controlar la diabetes.

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

La prescripción para caminar usando un podometro disminuye el azúcar en la sangre

Caminar reduce el riesgo de desarrollar diabetes

La pérdida de peso y el ejercicio

Leer Previo

Nuevo arroz de digestión lenta podría ayudar a combatir la diabetes y la obesidad

Leer Siguiente

Cosas que usted necesita saber sobre la diabetes y el alcohol

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados