La circunferencia de la cintura es un fuerte predictor de enfermedad cardíaca en los diabéticos

Los investigadores de los dos centros encontraron que la obesidad abdominal o tener un cuerpo en forma de manzana, es un fuerte predictor de enfermedad grave del corazón en pacientes que tienen diabetes tipo 1 o tipo 2, y no han mostrado ningún síntoma de enfermedad cardíaca.

Los cuerpos en forma de manzana ya están asociados con el síndrome metabólico (que incluye la presión arterial alta, niveles altos de azúcar y colesterol alto), así como la enfermedad arterial y cardíaca coronaria, pero este nuevo estudio encontró que la circunferencia de la cintura es también un fuerte predictor de una enfermedad cardíaca.

El síndrome metabólico es a menudo acompañado por un exceso de grasa corporal alrededor del abdomen.

El equipo de colaboración de investigadores estudió a 200 hombres y mujeres diabéticos que todavía no habían exhibido ninguna enfermedad coronaria.

Los investigadores encontraron que incluso independientemente del peso corporal y el índice de masa corporal total, la obesidad abdominal se asocia fuertemente con disfunción ventricular izquierda regional, que es una causa común de enfermedades del corazón, incluyendo insuficiencia cardíaca congestiva.

Los resultados del estudio fueron reportados en el 2016 al Colegio Americano de Cardiología.

«Nuestra investigación examinó a pacientes con diabetes, que se consideran ya en un alto riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, y se encontró que la forma de su cuerpo determina si tienen un mayor riesgo de desarrollar disfunción ventricular izquierda«, dijo Brent Muhlestein, co-director de la investigación en el Centro Médico Intermountain Heart Institute en Salt Lake City.

«Este estudio confirma que, si se tiene un cuerpo en forma de manzana o una circunferencia de cintura alta, puede conducir a enfermedades del corazón, y que la reducción del tamaño de la cintura puede reducir sus riesgos«, añade el Dr. Muhlestein.

Los estudios muestran una fuerte correlación entre el aumento de peso y la función ventricular izquierda regional; la obesidad es un importante riesgo para la salud en todo el mundo.

Una de cada tres personas tiene la enfermedad cardiovascular en su vida, y alrededor de un tercio de ellos morirá de un ataque al corazón o un mal funcionamiento similar antes de que se le diagnostique con la enfermedad cardíaca.

Los resultados de la nueva investigación expanden los resultados de un estudio publicado anteriormente denominada factor-64, también llevaró a cabo por investigadores del Centro Médico Intermountain Heart Institute y la Universidad Johns Hopkins, que mostraron que entre mayor sea el índice de masa corporal en una persona, mayor es su riesgo de enfermedad del corazón.

Factor-64 incluyó a pacientes con diabetes que fueron considerados de alto riesgo de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares o muerte, pero no tenía evidencia de enfermedad cardíaca hasta el momento.

Los participantes del estudio completaron el cribado aleatorio para la enfermedad de la arteria coronaria mediante angiografía coronaria por TC, a continuación, recibieron recomendaciones para cambiar su atención o su estilo de vida, o continuar el tratamiento de la diabetes estándar de rutina, en base a sus resultados.

Luego fueron seguidos para realizar un seguimiento de eventos cardíacos adversos futuros.

Durante el estudio, 200 participantes que recibieron exámenes de tomografía computarizada también tenían la ecocardiografía para evaluar su función ventricular izquierda.

El ventrículo izquierdo es la cámara del corazón que bombea la sangre rica en oxígeno al cerebro y el cuerpo.

Cuando hay una disfunción en el ventrículo izquierdo, la sangre se acumula en los pulmones y las extremidades inferiores, que a menudo conduce a la insuficiencia cardíaca y aumenta el riesgo de un paro cardíaco repentino.

Aunque cualquier forma de la obesidad puede producir estrés en el corazón, el estudio muestra que la obesidad abdominal, más que peso total corporal o IMC (peso y la altura), es un fuerte predictor de una disfunción del ventrículo izquierdo.

«En especial, se encontró que la circunferencia de la cintura parece ser un predictor más fuerte para la disfunción del ventrículo izquierdo que en el peso corporal total o índice de masa corporal«, dice Boaz D. Rosen, de la Universidad Johns Hopkins, quien es el investigador principal del estudio.

El Dr. Rosen dice que se necesitan más estudios para verificar estos hallazgos. «Será importante ver si estos pacientes tienen de hecho el riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca o enfermedad arterial coronaria en el futuro«, añadió.

 

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

Hallazgo clave promete la detección precoz de la enfermedad cardiovascular en los diabéticos

El medicamento, Jardiance, recibe aprobación de la FDA para reducir el riesgo de muerte cardiovascular en adultos con diabetes tipo 2

Los pacientes con diabetes tipo 2 y AOS tienen un mayor riesgo de desarrollar retinopatía diabética

Leer Previo

Cómo cuidar de su diabetes en la escuela, en el trabajo o para vacacionar

Leer Siguiente

Muestra de una dieta amigable 1.400 calorías para diabéticos

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados