Algunos mitos y hechos sobre la diabetes

Mito: Los alimentos amargos pueden ayudar a reducir el azúcar en la sangre

Hecho: El hecho de que algo de comida no sea dulce, no significa que vaya a ayudar a frenar el azúcar en la sangre. Por lo tanto, tener alimentos amargos como el neem y melón amargo o karela diario no ayuda. La glucosa se deriva de alimentos que son ricos en hidratos de carbono, incluso si no son dulces.

 

Mito: Un diabético no puede consumir ningún tipo de edulcorante

Hecho: Evitar la azúcar directa en la dieta es una necesidad. Sin embargo, los sustitutos del azúcar como los edulcorantes artificiales y un poco de fructosa pueden ser consumidos. De hecho, se recomienda una dieta balanceada, de frutas, verduras, proteínas y algunos carbohidratos.

 

Mito: Los diabéticos no pueden comer frutas

Hecho: Hay muchas frutas que los diabéticos pueden consumir. La fibra en ellas ayuda a liberar lentamente la fructosa en la sangre y el cuerpo puede utilizar eso. Sin embargo, se recomienda evitar los jugos de frutas, ya que no contienen fibra. Y las frutas dulces como el plátano, chikoo, mango, uva, caña de azúcar, y la chirimoya no deben ser consumidos, ya que es difícil establecer la porción correcta y siempre comerá más de lo debido.

 

Mito: Todos los edulcorantes artificiales son seguros

Hecho: Los edulcorantes artificiales con aspartamo, sucralosa, o ciclamato tienen su lista de problemas y se deben evitar. El aspartamo se usa en muchos productos alimenticios. Sin embargo, pierde su dulzura a alta temperatura.

Debe tener precaución en su uso debido a que estos edulcorantes pueden provocar un funcionamiento anormal del cerebro. Edulcorantes con sucralosa son alrededor de 600 veces más dulces que el azúcar. Y los edulcorantes de ciclamato son alrededor de 40 veces más dulce que el azúcar.

 

Mito: Los diabéticos no pueden tomar bebidas alcohólicas en absoluto

Hecho: A los diabéticos se les recomienda ingerir el alcohol con moderación y deben beber sólo mientras se come una dieta sana, equilibrada y mantenerse activo.

 

Mito: Los diabéticos no pueden comer chocolates o dulces

Hecho: Los diabéticos pueden tener postres, pero en porciones pequeñas. Incluso las personas que no tienen diabetes nunca deben tener postres con calorías altas en grandes cantidades.

 

Mito: Los diabéticos no deben comer fuera

Hecho: Un diabético puede comer fuera de casa, siempre y cuando sigan su plan de dieta saludable y sean conscientes de todo lo que están comiendo.

 

Mito: Para los diabéticos es necesario perder peso rápidamente

Hecho: La obesidad y la diabetes son las dos caras de la misma moneda. Las personas obesas se les aconseja perder cerca de tres kilos por mes. Sin embargo, la pérdida repentina de peso a través de dietas de choque no es aconsejable.

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

Cuatro mitos sobre la diabetes desenmascarados

¡Día Mundial de la Diabetes! Descubre 9 mitos comunes sobre la enfermedad

Leer Previo

Una mejor técnica para inyectar la insulina

Leer Siguiente

La contaminación del aire puede aumentar el riesgo de la diabetes tipo 2

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados