Algo es bueno, más es mejor: El ejercicio regular puede reducir su riesgo de diabetes

Las personas que hacen una hora de ejercicio de moderado a vigoroso diariamente pueden reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en un 40%.

El estudio también reveló que no realizar actividad física puede aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad.

La investigación, publicada en la revista Diabetología, es el estudio más completo para ver el impacto del ejercicio, independientemente de otros factores de comportamiento tales como la dieta, en el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en la persona.

El Departamento de Salud del Reino Unido recomienda 150 minutos de ejercicio de moderado a vigoroso a la semana, que incluye caminar a paso ligero, andar en bicicleta suave o deportes como el tenis de dobles.

El estudio, que analizó los datos resumidos de más de un millón de personas, demostró que mientras que cualquier cantidad de actividad física es buena para usted, los beneficios del ejercicio son mayores para las personas que superan el nivel recomendado.

El estudio analizó los datos de 23 estudios llevados a cabo en los EE.UU., Asia, Australia y Europa.
Mediante la combinación de observaciones de estos estudios, los investigadores fueron capaces de separar el efecto de la actividad física durante el tiempo de ocio de otros factores de comportamiento, y obtener mejores estimaciones de los efectos de diferentes niveles de actividad física.

Estudios anteriores han incluido a menudo cambios en la dieta y la actividad física, por lo que es difícil aislar el impacto de la actividad física por sí sola.

«Nuestros resultados sugieren un potencial importante de la actividad física para frenar o revertir el aumento global de la diabetes tipo 2 y deben ser útiles para el modelado de impacto en la salud, que a menudo forma parte de la base de pruebas para las decisiones de política«.

Dijo Andrea Smith, quien dirigió el estudio, miembro de la UCL y el Centro de salud de Comportamiento de Investigación y el Instituto de salud Pública de la Universidad de Cambridge

La prevalencia de la diabetes tipo 2 está aumentando rápidamente debido al aumento de los niveles de obesidad y se estima que alcanzará cerca de 600 millones de casos en todo el mundo en 2035.

«Esta investigación muestra que una cierta actividad física es buena, pero más es mejor«, dijo el Dr. Soren Brage, co-autor del estudio, miembro de la Unidad de Epidemiología del Consejo de Investigación médica de la Universidad de Cambridge.

«Ya sabemos que la actividad física tiene un papel importante en la lucha contra la creciente epidemia mundial de la diabetes tipo 2″.

«Estos nuevos resultados se suman a nuestra comprensión de cómo los cambios en los niveles de actividad física en las poblaciones podrían afectar la incidencia de la enfermedad. También apoyan a las políticas en favor del aumento de la actividad física en todos los niveles. Esto significa entornos básicos que formen parte de la actividad física de la vida cotidiana«.

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

Romper con los largos periodos de estar sentado podría ayudar a combatir los efectos de la diabetes tipo 2

Beneficios del ejercicio cardiovascular para las personas con diabetes

La Asociación Americana de la Diabetes emite nuevas recomendaciones sobre actividad física y ejercicio para personas con diabetes

Leer Previo

¿Cómo vivir con el «asesino silencioso”?

Leer Siguiente

Los anticonceptivos hormonales representan poco riesgo en las mujeres con diabetes

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados