Como las personas con diabetes tipo 2 pueden conseguir un mejor control sobre su nivel azúcar en la sangre al sentarse menos

Investigadores holandeses señalaron que realizar ejercicio de «moderado a vigoroso» a menudo se recomienda para las personas con diabetes, pero la mayoría de los pacientes no cumplen con ese consejo.

Este pequeño estudio reciente, sugiere que incluso si se sienta un poco menos, el paciente podría ver resultados realmente beneficiosos.

Un experto en la diabetes en los Estados Unidos estuvo de acuerdo con ese consejo.

«Durante años, sugerí un régimen de ejercicios a mis pacientes que yo sabía que estaba condenado al fracaso«, dijo el Dr. Robert Courgi, endocrinólogo del Hospital de Southside de Northwell en Bay Shore, NY.

No obstante, «para ajustar el mensaje un poco, las probabilidades de éxito aumentan de manera significativa«, dijo. «En última instancia, cualquier actividad ayuda a bajar la glucosa (azúcar en sangre). El mensaje de «sentarse menos” tendrá una tasa de éxito mayor que los regímenes de ejercicios del pasado

Las directrices actuales de actividad física requieren un mínimo de 150 minutos de ejercicio de “moderado a vigoroso” a la semana para ayudar a prevenir la diabetes tipo 2. Sin embargo, los autores del estudio señalaron que nueve de cada 10 personas no cumplen con lo señalado.

En el nuevo estudio, dirigido por Bernard Duvivier jefe del departamento de biología humana y la ciencia del movimiento en el Centro Médico de la Universidad de Maastricht en los Países Bajos, y su equipo, querían ver si un programa para reducir el tiempo que se pasa sentado, mediante el fomento de los pacientes simplemente a ponerse de pie y hacer ejercicio ligero podría ofrecer una alternativa a un régimen de ejercicio estándar.

El estudio incluyó a 19 adultos, con edades de 63 años en promedio, con diabetes tipo 2, y se les dividió en tres programas, con una duración de cuatro días. En el primer programa, los participantes se sentaron durante 14 horas al día, sólo caminaron una hora al día y una hora al día estuvieron de pie.

En el segundo programa (el programa de «sentarse menos»), los participantes hicieron un total de dos horas de caminata y estuvieron tres horas al día de pie mediante la ruptura de su tiempo sentados cada 30 minutos.

En el tercer programa (ejercicio), los participantes reemplazaron una hora al día de la sesión con el tiempo de ejercicio fuera de casa.

Los programas de “sentarse menos” y el de “ejercicio” fueron diseñados para quemar una cantidad similar de energía, dijeron los investigadores.

Hubo mejoras significativas en el control de azúcar en la sangre, en los pacientes que se sientan menos y los que hicieron ejercicio, pero las mejoras fueron en general más visibles durante la fase de sentarse menos, según el estudio.

Courgi dijo que el nuevo resultado le ha ayudado a «replantearse la forma en que tratan la diabetes con el ejercicio«.

Dijo que, aunque sería agradable ver los resultados replicados en un ensayo más grande, los resultados del estudio siguen siendo «muy interesantes«.

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

¿Cuánto es suficiente ejercicio cuando se tiene diabetes?

Cómo ganarle la diabetes antes de que ella le gane

Los ejercicios de levantamiento de peso pueden reducir los riesgos de enfermedades del corazón en diabéticos

Leer Previo

Lo que toda mujer debe saber sobre la menopausia y la diabetes

Leer Siguiente

¿Cansado todo el tiempo?

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados