Las grasas saludables pueden ayudar a prevenir la diabetes tipo 2

Comer grasas más saludables, como nueces, semillas y aceites vegetales, al tiempo que limita las grasas animales y los carbohidratos refinados, puede ayudar a prevenir o controlar la diabetes tipo 2, sugiere una investigación reciente.

 

No tema a las grasas saludables

El estudio encontró que estos cambios en la dieta pueden reducir los niveles de azúcar en la sangre y mejorar la sensibilidad a la insulina.

«El mundo se enfrenta a una epidemia de resistencia a la insulina y la diabetes. Nuestros hallazgos apoyan a la prevención y el tratamiento de estas enfermedades por comer más alimentos ricos en grasa como las nueces, semillas de girasol, soja, linaza, pescado y otros aceites vegetales y productos para untar, en lugar de granos refinados, almidones, azúcares y grasas animales«.

Dijo el co-líder del estudio, el Dr. Dariush Mozaffarian, decano de la Escuela Friedman de Nutrición y Ciencias Políticas en la Universidad de Tufts en Boston.

«Este es un mensaje positivo para el público. No temas a las grasas saludables,» dijo Mozaffarian en un comunicado de prensa de la universidad.

Los investigadores analizaron los resultados de 102 ensayos que incluyeron a 4,660 adultos para evaluar cómo los diferentes tipos de grasas en la dieta y carbohidratos afectan los principales factores de riesgo para la diabetes tipo 2.

En el análisis,los participantes involucrados proporcionaron los datos de las comidas con diferentes cantidades de grasas y carbohidratos saturados, monoinsaturados y poliinsaturados. Los investigadores evaluaron cómo las diferentes medidas dietéticas afectaban a los factores de salud metabólica, incluyendo azúcar en la sangre y los niveles de insulina, así como la sensibilidad y la producción de la misma.

 

El aumento de las grasas poliinsaturadas

Después de una dieta rica en grasas poliinsaturadas o monoinsaturadas en lugar de comidas con alto contenido de carbohidratos o grasas saturadas los investigadores demostraron una mejora sobre el control del azúcar en la sangre.

«Entre las diferentes grasas, se observaron los beneficios más consistentes para el aumento de las grasas poliinsaturadas, en lugar de los carbohidratos o las grasas saturadas«, dijo el primer autor del estudio, Fumiaki Imamura, de la Unidad de Consejo de Investigación Médica de Epidemiología la Universidad de Cambridge en Inglaterra.

Los autores del estudio dijeron que sus hallazgos deberían ayudar a informar a los médicos y pacientes sobre los efectos de la dieta sobre la salud metabólica y el riesgo de diabetes tipo 2.

«Hasta ahora, nuestra comprensión de cómo las grasas dietéticas y carbohidratos influyen en la glucosa, la insulina y los factores de riesgo relacionados se ha basado en estudios individuales con resultados inconsistentes«, dijo Imamura.

«Al combinar los resultados de más de 100 ensayos, proporcionamos la evidencia más fuerte hasta la fecha sobre cómo los principales nutrientes alteran estos riesgos«.

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

Grasas animales y ácidos grasos saturados asociados con la diabetes tipo 2

Drogas para reducir las “grasas malas” no protegen el corazón.

Cuatro emocionantes descubrimientos sobre la diabetes y la obesidad

Leer Previo

¿Cómo la diabetes puede afectar los nervios?

Leer Siguiente

Diabetes: consejos sobre como seguir una dieta

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados