Tomar un descanso de su rutina de ejercicios por sólo dos semanas, es un riesgo de enfermedades del corazón

Los resultados mostraron que sólo 14 días de inactividad física en personas jóvenes y sanas provocan la obesidad, la mala salud metabólica, acelerada disminución de músculo-esquelético, y la muerte prematura potencialmente.

«Los resultados destacan la importancia de permanecer físicamente activo, y poner de relieve las consecuencias peligrosas de comportamiento sedentario continuo», dijo el Dr. Dan Cuthbertson de la Universidad de Liverpool, Inglaterra.

Para el estudio, presentado en el Congreso Europeo sobre Obesidad (ECO) en Portugal, el equipo investigó los factores de riesgo para desarrollar la enfermedad después de 14 días de inactividad física en 28 personas sanas con una edad media de 25 años y un IMC medio de 25 kg/m2.

Tras el periodo de inactividad, se observaron cambios significativos en la composición del cuerpo, incluyendo la pérdida de la masa muscular esquelética y un aumento en la grasa corporal total.

Los cambios en la grasa corporal tendían a acumularse en el centro, que es un factor de riesgo importante para el desarrollo de enfermedades crónicas.

Leer más sobre: Tratamiento de la diabetes con la modificación del estilo de vida.

En general, los niveles de aptitud cardio-respiratorias se redujeron drásticamente y los participantes fueron incapaces de correr durante todo el tiempo o con la misma intensidad que antes.

Una pérdida sustancial de masa de músculo esquelético se observó también, con una reducción en ambos (todo el cuerpo) masa total magra (pérdida media 0.36 kg) y la pierna masa magra (promedio de la pérdida 0.21 kg).

«Nuestro día a día de la actividad física es clave para prevenir complicaciones de la salud. Las personas deben evitar estar sentadas durante largos períodos de tiempo para mantenerse sanas», concluyó el Dr. Cuthbertson.

La diabetes tipo 2, se caracteriza por la inhabilidad del cuerpo de producir suficiente insulina o por que el cuerpo no procesa correctamente la insulina que produce, lo que se conoce como resistencia a la insulina. Estos cambios en el cuerpo se producen en la mayoría de los casos por un mal estilo de vida, sedentarismo, y una mala alimentación, lo que produce invariablemente obesidad.

Así pues mantenerse activo es un elemento clave para evitar la obesidad, la diabetes, el síndrome metabólico entre otras muchas enfermedades crónicas.

 

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

Guía rápida de los factores de riesgo que podrían llevarlo a desarrollar diabetes

Romper con los largos periodos de estar sentado podría ayudar a combatir los efectos de la diabetes tipo 2

Un estilo de vida saludable es la clave para la prevención de la diabetes

Leer Previo

6 consejos para mantener sus niveles de azúcar bajo control en sus viajes

Leer Siguiente

Receta de langostinos estilo sichuan

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados