Las semillas de chía promueven la pérdida de peso, en las personas con diabetes tipo 2

Los adultos con diabetes tipo 2 y sobrepeso u obesidad vieron mayores resultados en la pérdida de peso corporal, reducción de la circunferencia de la cintura y mejoras en los niveles de la proteína C reactiva, cuando se les asignó a una dieta que incluía semillas de chía en comparación con los que se les asignó una dieta con salvado de avena durante 6 meses, según los resultados de un ensayo controlado.

Vladimir Vuksan, director de la Clínica de Nutrición y el Centro de Modificación de los Factores de Riesgo en el Hospital St. Michael de Toronto, y sus colegas analizaron los datos de 58 pacientes con diabetes tipo 2 y sobrepeso u obesidad.

Los investigadores asignaron aleatoriamente a los participantes a una dieta baja en calorías de 6 meses, junto con 30 g. / 1.000 kcal por día de semillas de chía (n = 27) o 36 g. / 1.000 kcal por día de salvado de avena como control (n = 31).

Ambos suplementos se presentan en dos formas, con un tercio al horno en pan de trigo integral y el resto en forma de un polvo que se rocía sobre los alimentos para reducir la monotonía.

Los participantes asistieron a la clínica a las 2 semanas y luego cada 6 semanas durante 6 meses para recibir uno a uno sesiones de orientación de 30 minutos con un dietista miembro del estudio.

Los registros de alimentos de 3 días se completaron en cada visita. El punto final primario fue el cambio en el peso corporal a los 6 meses; criterios de valoración secundarios incluyeron cambios en la circunferencia de la cintura, la composición corporal, el control glucémico, la proteína C reactiva y hormonas de la saciedad.

Los pacientes asignados a las semillas de chía vieron una mayor reducción en el peso corporal a los 6 meses (1,9 kg frente a 0,3 kg; P = 0,02), así como una mayor reducción de la circunferencia de la cintura (3,5 cm vs 1,1 cm; P = 0,027) y la proteína C reactiva (1.1 mg / L vs 0,2 mg / L; P = 0,045).

Los participantes asignados a las semillas de chía también experimentaron un aumento medio del 6,5% en los niveles de adiponectina. No hubo diferencias entre los grupos en las medidas de control de la glucemia.

«Los resultados de este estudio revelaron que una adición de 6 meses de semillas de chía a una dieta baja en calorías, en conjunción con la atención médica estándar, dio lugar a la pérdida pequeña, pero significativa, de peso en los participantes con sobrepeso y obesos con diabetes tipo 2«, escribieron los investigadores.

«A pesar de la pérdida de peso modesta, sobre todo cuando se acompaña con una reducción de la obesidad visceral, representa un logro clínicamente importante ya que el control de peso en esta población es un reto inherente. Además, la chía mejoró los resultados de salud relacionados con la obesidad, incluyendo reducciones en proteínas de alta sensibilidad C reactiva y el aumento de las concentraciones de adiponectina«, comentó Regina Schaffer.

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

La circunferencia de la cintura es un fuerte predictor de enfermedad cardíaca en los diabéticos

El riesgo de diabetes aumenta con la comida para llevar

El ciclismo podría reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2

Leer Previo

El ejercicio cuando se tiene diabetes

Leer Siguiente

Diabetes preexistente y la planificación del embarazo

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados