La evidencia preliminar incita a la esperanza de un nuevo enfoque en el tratamiento de la diabetes tipo 2

Los resultados, que se publican en la revista Cell Metabolism, han sido aclamados como un importante avance en el campo de la investigación sobre la diabetes.

«El estudio cuestiona la hipótesis de que la enfermedad renal diabética es, simplemente el resultado de la glucosa sanguínea elevada crónica«

La enfermedad renal diabética es una complicación a menudo fatal a largo plazo de la diabetes y la causa más común de enfermedad renal grave afectando aproximadamente a un tercio de las personas con diabetes tipo 2, que a su vez afecta a más de 420 millones en todo el mundo.

Leer más sobre: Nuevo hallazgo podría guiar hacia la creación de un medicamento que prevenga la cicatrización renal en diabéticos.

En la actualidad, hay pocas opciones de tratamientos disponibles que impiden la pérdida progresiva de la función renal para personas con diabetes. Se sabe que el aumento en el uso de agentes reductores de la glucosa y un mejor control de la glucemia no se ha traducido en una reducción en la prevalencia de la enfermedad renal diabética, que en su lugar se ha incrementado en paralelo con la diabetes.

Basado en el trabajo previo publicado en Nature en 2010 y 2012, los investigadores estudiaron un nuevo enfoque terapéutico el cual consiste en dirigir el transporte de ácidos grasos o lípidos de la sangre a los tejidos con el fin de tratar la enfermedad renal diabética.

Leer más sobre: Marcador temprano de la disminución renal descubierto en los pacientes con diabetes tipo 2.

Usando 2S10, un anticuerpo monoclonal desarrollado por CSL, los investigadores bloquearon la señalización del factor de crecimiento endotelial vascular B (VEGF-B), una proteína que afecta el transporte y almacenamiento de los lípidos en el tejido corporal.

Los niveles elevados de VEGF-B se encuentran en pacientes con diabetes y se cree que desempeña un papel importante en el desarrollo de la nefropatía diabética.

Leer más sobre: La diabetes y la hipertensión son factores de riesgo para la enfermedad renal crónica.

Mediante la inhibición de la señalización de la proteína VEGF-B, los investigadores redujeron la acumulación de depósitos lípidos en el riñón y moderaron la progresión de la enfermedad renal en una serie de modelos de diabetes tipo 2. Resultados similares se observaron también en un modelo de diabetes de tipo 1.

Los modelos de ratones tratados con el anticuerpo 2H10 demostraron mejoras de la presión arterial y en la sensibilidad a la insulina.

La investigación es un esfuerzo en conjunto con un equipo internacional dirigido por Ulf Eriksson del Instituto Karolinska y los investigadores de la Universidad de Uppsala, en Suecia, como de científicos de los laboratorios de investigación de CSL en Melbourne.

Leer más sobre: La presión arterial alta, la diabetes y la obesidad son las causantes principales de las enfermedades renales.

«Esta investigación se ocupa de un área importante de necesidad médica no cubierta y podría dar lugar a un enfoque totalmente nuevo para el tratamiento de la diabetes tipo 2«, dijo el vicepresidente senior de CSL de investigación Andrew Nash.

El profesor Eriksson dijo: «El estudio revelo una cierta comprensión mecanicista de la progresión de la enfermedad y se opone a la hipótesis de que la enfermedad renal diabética es simplemente el resultado de la glucosa sanguínea elevada crónica”.

Leer más sobre: Malasia será el país con la mayor tasa de insuficiencia renal debido a la diabetes en 2030.

CS ha desarrollado una versión del anticuerpo 2H10 adecuado para uso en seres humanos, conocido como CSL346, y comenzará la fase I, primeramente, en ensayos clínicos en humanos en Australia en 2017. los ensayos se centrarán en la prueba de concepto biológico con el fin de liberar el completo potencial terapéutico de la molécula.

 

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

La dieta mediterránea reduce el riesgo de diabetes después del trasplante renal

La canaglifozina mejora la función del tejido adiposo en la diabetes tipo 2

Leer Previo

La Asociación Canadiense de Diabetes crea el movimiento “Acabar con la diabetes”

Leer Siguiente

La diabetes “tipo 4” afecta al cerebro y al tejido ocular

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados