Diabetes: la importancia de combinar la nutrición y el ejercicio para controlar el peso

La diabetes una enfermedad crónica en la que el nivel de azúcar en la sangre se eleva debido a la secreción inadecuada de la insulina o a que las células tienen una resistencia a la insulina.

En la actualidad, esta enfermedad se ha vuelto muy común y ha ido en aumento constantemente en los últimos años, debido al estilo de vida moderno, con la comida chatarra y la falta de ejercicio, lo que lleva a una obesidad; el 80% de los pacientes diagnosticados con diabetes tipo 2, son obesos.

Leer más sobre: Guía rápida de los factores de riesgo que podrían llevarlo a desarrollar diabetes.

Hay una serie de elementos clave para lograr cualquier meta de control de peso.

Los principales dos son la nutrición correcta y el ejercicio correspondiente.

La pérdida de peso se consigue mediante el consumo de menos calorías de las que su cuerpo utiliza y el aumento de peso se consigue mediante el consumo de una mayor cantidad de calorías de las que su cuerpo utiliza, pero ¿qué papel juega el ejercicio?

Para bajar de peso, el propósito principal del ejercicio es para quemar calorías, pero ¿somos capaces de obtener mayores beneficios de nuestro ejercicio?

La respuesta a esto es ¡SÍ!

El tipo de entrenamiento que haga puede mejorar la capacidad del cuerpo para quemar grasa.

El cuerpo humano sólo puede quemar grasa cuando ambos, carbohidratos y oxígeno están presentes, por lo que, si usted desea bajar de peso, lo que necesita para animar a su cuerpo para quemar calorías es consumir ciertos carbohidratos que se almacenaran en sus músculos al hacer ejercicio y podrá utilizar el oxígeno de manera más efectiva.

Leer más sobre: Simples y realistas consejos de pérdida de peso para las personas con diabetes tipo 2.

Ahora bien, recuerde que no puede consumir azúcares de forma excesiva, por lo que es importante que acuda a un especialista y le recomiende que clase de carbohidratos debe consumir, y es importante que revise su nivel de azúcar en la sangre, antes, durante y después del ejercicio.

Leer más sobre: Administración y seguimiento de los carbohidratos para las personas con diabetes.

Con el fin de promover las adaptaciones anteriores, el ejercicio cardiovascular se debe hacer a una intensidad relativamente alta, siempre y cuando tenga una base física cardiovascular razonable para empezar.

Esto promoverá un aumento en el número de mitocondrias en los músculos, permitiendo una mayor absorción y utilización del oxígeno.

Para la pérdida de grasa, se deben hacer ejercicios de resistencia con rangos de repetición de 15 y más, ya que esto mejorará la capacidad de resistencia del músculo.

El músculo, una vez más va a producir un mayor número de mitocondrias con el fin de reducir la producción de ácido láctico, mejorando por lo tanto la capacidad de los músculos para utilizar el oxígeno.

Leer más sobre: Beneficios del ejercicio cardiovascular para las personas con diabetes.

En resumen, el tipo de ejercicio que hacemos puede fomentar adaptaciones dentro de nuestro tejido del cuerpo activo. Estas adaptaciones permiten que nuestro cuerpo funcione de una manera que está de acuerdo con nuestros objetivos.

Aunque nuestra dieta puede determinar si perdemos o ganamos peso, nuestra elección de los métodos de entrenamiento definirá la forma en que nuestro cuerpo produce y maneja la energía en reposo, así como durante el ejercicio.

Incluso si alguien fuera a entrenar durante 5 horas a la semana, todavía habría 163 horas en la semana cuando no está entrenando. Por lo tanto, tiene más sentido para animar a su cuerpo para adaptarse de una manera que funcione de acuerdo con sus objetivos durante el descanso, en lugar de concentrarse únicamente en el efecto directo de su entrenamiento físico.

Recuerde siempre realizar su ejercicio con un profesional, si apenas comienza a practicar una actividad física, es de suma importancia que comience a tener una vida activa una vez que se le ha diagnosticado con diabetes, pero es de igual importancia que se cuide durante la realización de esta actividad física.

Una actividad física negligente, sin consumir los carbohidratos necesarios podría producir una baja de glucosa excesiva, lo que se conoce como hipoglucemia, y es fatal.

Recuerde, acuda a un médico especialista, escuche sus recomendaciones, sígalas y logre un nuevo estilo de vida sano que mantenga el sobrepeso y la diabetes bajo absoluto control.

Leer más sobre: ¿Cuánto es suficiente ejercicio cuando se tiene diabetes?

 

 

 


– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –

La pérdida de peso y el ejercicio

La banda gástrica más atención habitual mejora el sobrepeso, y la diabetes tipo 2

La pérdida de peso y las terapias alternativas

Leer Previo

Diabetes: dieta, nutrición y tratamientos herbales

Leer Siguiente

La diabetes y sus complicaciones a largo plazo

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡Prohibido copiar nuestro contenido! Todos Los Derechos Reservados